martes, 13 de junio de 2017


Transmutando los errores.

A lo largo del camino de la vida vamos encontrándonos personas de la cual tenemos oportunidad de aprender al igual que ellos de tomar nuevos aprendizajes y de esa manera evolucionar juntos hacia el camino de perfección por el cual transitamos, para llegar a la fuente divina que es Dios que es humildad, amor, paz, armonía, perfección.
Cuando tenemos otra energía vibratoria distintas es porque tenemos otras lecciones diferentes que aprender. Nos podemos acercar con amor, humildad, devoción a nuestros hermanos pero jamas forzar la situación o sus lecciones. Debemos permitir que tenga sus propias experiencias, aprendizaje. Nuestra ayuda debemos saber discernirla con quien compartirla y saber si lo hacemos con la voluntad de Dios y no es el ego quien actúa.
No podemos imponer a nadie cada uno es Maestro y alumno de su propia vida. Cuando nos encontremos con alguna energía de vibración menor hay que ser tolerante, amoroso y darle el derecho a que se equivoque, al igual si queremos que se nos perdone y se nos perdone con nuestros errores, hay que ser tolerante con nuestros hermanos al igual que con nosotros mismos.
Cada uno tiene lo necesario para evolucionar conforme a lo que le a sido asignado y responsabilizado para transitar en este Mundo a través de Dios. E s importante estar alineado a nuestra verdadera esencia del amor que es la voz del padre que nos guía siempre y cuando nuestra mente se encuentre serena, amorosa y en paz. La conciencia que adquiramos depende del trabajo realizado en nosotros mismos.
Es importante utilizar correctamente el verbo, la mente , los sentimientos mas elevados significa esto que donde esta nuestra mente estamos nosotros. Debemos trabajar con la intención es decir donde elegimos y como elegimos pensar, sentir, hablar, y actuar.
Para elevar la conciencia debemos trabajar la coherencia entre lo que decimos, pensamos, sentimos y hacemos para que la manifestaciones de la energía este enfocada en una misma dirección es decir en la construcción del bien, en atender la necesidades del que sufre, focal izar la mente en construir, en conciliar, armonizar, ser nosotros los instrumentos o mediadores para que la paz,armonía, verdad, el perdón, la sanación y la trasmutación de todo lo erróneo se materializa en un tiempo o lugar.
Todo esta en mano del Creador pues de el todo y todos dependemos, estamos aquí para cumplir su propósito que es perfecto, sublime pero somos nosotros los que hemos de trabajar, ayudarnos nosotros mismo para que el padre nos guíes y nos ayude complementando nuestro aprendizaje todo se nos dará por añadidura, somos nosotros quien debemos trabajar nuestro interno, nuestro interior nuestro templo.
Es necesario tomar el control de nuestra mente no de la ajena, mantener la paz, armonía en todas las situaciones viendo siempre el aprendizaje en todo, viendo lo bueno en todo y todos. Poniendo el foco de nuestra atención en los aprendizajes, en el vaso lleno y no el vació.
Decretar sentir armonía, alegría aun cuando ante nuestros ojos, oídos ante nuestra presencia se manifieste lo contrario.nosotros tenemos en nuestro suceso de cada vida la oportunidad de revertir todo lo erróneo, todo lo imperfecto, des armonioso, daño, sufrimiento, o separación, duda o incomprensión.
Amar a Dios por sobre toda las cosas entregándonos todo lo que nos ha dado, nuestro tiempo, nuestra energía, todo nuestro amor, toda nuestra atención para atender al que sufre, nos necesita. Existe a diario miles de oportunidades de servir, de ayudar, de pensar en el bien, de sentir lo bueno, de manifestar la verdad, de manifestar lo puro, lo bello pues todo existe dentro nuestro y también existe en todo aquello que nos rodea.
Un acto erróneo es una falta de aprendizaje y todos estamos aprendiendo uno mas tarde otro mas temprano pero todo volveremos a la fuente perfecta del amor de Dios padre Todopoderoso.
Que la paz, la armonía, la verdad se manifieste en todo lo que digas, pienses, hagas o lo que hable tanto hacia ti como hacia todo lo que te rodea.
Así es, así sea Gracias, gracias, gracias.




No hay comentarios:

Publicar un comentario