jueves, 15 de junio de 2017


COMPARTE TU TIEMPO CON GENTE QUE TE VALORE.

a veces tenemos que renunciar a personas no porque no nos importe sino porque tu no les importa a ellos.
Debemos aprender el libre albedrío de los demás y comprender que nadie nos pertenece y que nada nos pertenece, nadie es de nuestra propiedad y nada es de nuestra propiedad porque todo lo que nosotros utilizamos en este mundo material, nos ha sido dado desde el cielo para aprender a compartir, a amar y manifestar ese amor puro que existe en nosotros.
Todo lo material que se manifiesta al rededor de uno mismo son simple instrumentos para que nosotros lleguemos a manifestar la esencia pura y divina que existe en nosotros desde lo que nosotros somos, por lo tanto debemos aprender a no tirar las perlas a los chanchos y no compartir nuestro tiempo, no compartir tu energía que el padre te presto para evolucionar con personas que no están en nuestra misma vibración, es decir con personas que no comparte tus propósitos o que no comparten tus valores.
Para ayudar a ese que se a  perdido no es necesario vivir su misma situación, la empatia significa ponerse en el lugar del otro por un instante pero no quedarse en el lugar del otro pues un ciego no puede guiar otro ciego por lo tanto comienza con lo que tienes, no con lo que te hace falta, tu ya tienes todo lo que necesitas para comenzar a crear tu futuro para a manifestar tu camino de servicio hacia toda forma de vida y hacia todo aquel que sufre, no permitas que aquello que no pueda hacer te impida hacer lo que si puedes.
Lo que debes hacer es sacar es provecho a lo que ya tienes, ve siempre el medio vaso lleno y no el medio vaso vació. Recuerda siempre que tu felicidad jamas debe depender del tiempo porque este cambia, tampoco debe depender del dinero porque siempre se acaba, tampoco de las emociones porque muchas veces traicionan y tampoco debe depender de las personas porque todas estamos aprendiendo porque nadie es de nuestra propiedad porque si no somos felices con nosotros mismos jamas podremos ser felices con los demás.
Que tu felicidad dependa siempre de Dios porque el esta en ti, el vive en ti y el se manifiesta a través de ti cuando tu ego queda a un lado, cuando tus deseos terrenales quedan apartado, cuando te dejas guiar por su amor, con la espontaneidad que surge cuando nuestra mente calla, cuando nuestros deseos desaparecen y solo queda ese amor cual somos parte esencia y manifestación.
aprende a apreciar lo que tienes ante de que el tiempo te enseñe a apreciar lo que tuviste, recuerda que somos parte del mundo y cuando nos transformamos, el mundo en el cual vivimos también se transforma. Guarda silencio, escucha tu voz interior y sabrás lo que es la felicidad y plenitud, tomaras conciencia de que ella esta en ti y tu puedes manifestara en todo lo que haces, piensas, sientes y dices.

Gracias







No hay comentarios:

Publicar un comentario